Visión de conjunto

Los proveedores utilizan un enfoque de planificación centrado en la persona para escuchar, descubrir y comprender a cada persona como individuo.  Es un proceso dirigido por la persona para ayudar a los proveedores a aprender cómo quieren vivir, y describe qué apoyos se necesitan para ayudarlos a avanzar hacia una vida que consideran significativa y productiva.   

El proceso de planeación empodera a la persona construyendo sobre sus habilidades y habilidades específicas, construyendo un estilo de vida de calidad que la apoye para encontrar formas de contribuir a tu comunidad. 

Otros factores que afectan la vida de la persona, como la salud y el bienestar, también se consideran durante el proceso de planificación. La planificación centrada en la persona es la base sobre la que se desarrolla el Proyecto de Vida de la persona. 

 

Centrarse en los resultados

La planificación centrada en la persona es un proceso de descubrimiento que se utiliza para buscar qué es realmente importante para una persona y qué capacidades y habilidades posee esa persona. Se basa en valores con el conocimiento de que cada individuo tiene capacidades y habilidades únicas. Se enfoca en una visión positiva del futuro de la persona a partir de sus fortalezas, preferencias y capacidades para adquirir nuevas habilidades, capacidades y personalidad. Se centra en lo que una persona puede hacer frente a lo que una persona no puede hacer. 

No existe una forma establecida de adoptar un enfoque de planificación centrado en la persona. Las personas son libres de expresar sus intereses, ideas y preferencias con la expectativa de que serán apoyadas y respetadas por familiares, amigos y otras personas. El proceso de planificación debe variar según sea necesario para adherirse a la cultura, el estilo, el propósito y la visión del individuo. El proceso centrado en la persona ayuda a identificar los resultados personales deseados con base en las metas de vida, intereses, fortalezas, habilidades, deseos y preferencias del individuo. Luego, el proceso ayuda a determinar los apoyos y servicios que la persona necesita para lograr estos resultados y, en consecuencia, desarrolla un plan que dirige la provisión de estos apoyos por parte del personal, familiares o amigos u otras personas en la comunidad. 

Los resultados no son metas; determinan si las metas de la persona se logran o no. La OPWDD ha adoptado las Medidas de resultados personales (POM) del Consejo de calidad y liderazgo (CQL) , que definen 21 áreas que son más importantes para las personas que reciben apoyos y servicios. El proceso de planificación centrado en la persona debe abordar los desafíos, los factores de riesgo y las recompensas inherentes a que cada persona viva su vida de la manera que elija.

Para evaluar el plan, los proveedores podrían preguntarle a la persona:

  • ¿Resultaron los apoyos en actividades significativas para usted?
  • ¿Los apoyos le ayudaron a desarrollar o mantener relaciones que son importantes para usted?
  • ¿Está experimentando una sensación de seguridad y estabilidad?

La revisión de calidad debe ser continua y los planes de apoyo deben ajustarse para garantizar que se logren los resultados. Desarrollar un plan de apoyo es solo el primer paso: cuestionar, monitorear y revisar el plan en función de los resultados que la persona ha obtenido debe ser un proceso activo.

La historia de Kendra

Mire para conocer la historia de planificación centrada en la persona de Kendra.